LEYENDAS de TERROR MEXICANAS

LEYENDAS DE TERROR CORTAS

Leyendas Mexicanas de terror

En México se han creado varias leyendas en torno a toda la cultura, desde charros, nahuales, lechuzas que se convierten en brujas, el chupacabras, entre otros seres mitológicos. Algunas de estas historias son variantes de algunos otros países, como la llorona, que no es endémica de este país porqué también la han observado en distintos países latinoamericanos como Colombia, Ecuador, Peru, etc.
 
Estos Mitos y Leyendas no pasan de moda y se siguen contando de generación en generación, fascinando a grandes y chicos.


 
la-leyenda-planchada-en-cdmx

Leyendas de terror Mexicanas

Leyenda del callejón del beso

Leyenda del callejon del beso

 

Esta leyenda mexicana se sitúa en Guanajuato y cuenta la historia de dos enamorados.
 
Doña Carmen era cortejada por Luis, un humilde minero, por lo que al ser descubierta por su padre, fue encerrada y amenazada con ser enviada a un convento.

Una ventana de la casa de Carmen daba hacia un angosto callejón, tan estrecho que era posible, asomado a la ventana, tocar con la mano la pared de enfrente.

Fue así como Carmen y Luis pudieron verse, a través de la ventana que daba al callejón; sin embargo, fueron descubiertos por el padre de la joven, quien presa de la ira, clavó una daga a su propia hija.

Luis mantenía la mano de su amada entre las suyas; y se despidió de la joven con un beso.

El callejón  donde se estuvo la ventana de Carmen, a través de la cual pudo encontrarse con su amado, mide 68 centímetros de ancho.

Así que la fama del Callejón del Beso se expandió tanto en México como por el mundo.
 
Cuenta la leyenda que si una pareja visita el callejón del beso y se da un beso justo en el 3er escalón, tendrá felicidad durante siete largos y maravillosos años.
 
Por otro lado quien no lo haga y pase de largo por el lugar, tendrá 7 años de muy pero muy mala suerte.
 
 

¿Cuánto mide el callejón de beso?

Este callejón mide 75 centímetros en la parte más angosta y 78 centímetros de balcón a balcón.

¿Como llego a  callejón del beso en Guanajuato?

 
 ¡Atrévete a visitar Guanajuato!
 

La Leyenda de la quemada corta

Cuenta la leyenda que en la 5a. calle de Jesús María vivió una hermosa mujer que para probar el verdadero amor de su pretendiente se desfiguró el rostro con fuego.
 
Estas leyendas de la ciudad de México es una de las mas famosas.
 
La Leyenda de la quemada corta
 
Cuenta la leyenda de Beatriz, “La Quemada” que vivía en la época colonial, era una joven muy bonita, de facciones finas, tez blanca y cabello largo y negro. Vivía con su padre, Don Gonzalo Espinoza de Guevara, un hombre adinerado y muy reconocido.

La joven adolescente al ser muy bonita tenía a muchos pretendientes y todos los dias buscaban cortejarla… y es que no solo era su belleza lo que los atraía pues también era muy noble y bondadosa.

Su padre al darse cuenta de la situación no permitiría que su hija tuviera una relación con cualquiera, por lo que ella muy obediente hacía caso de las palabras de Don Gonzalo y de una forma muy amable, los rechazaba.

Un día llegó de Italia, Martín de Seópolli un joven muy apuesto el cual al ver a Beatriz se enamoró de ella y se planteó conquistarla a como diera lugar;  él pensó que lo primero que debía hacer era eliminar a todos los pretendientes que estaban detrás de su bella conquista, así es que cada noche esperaba sobre la calle de Jesús María en la Ciudad de México en donde se localizaba la casa de ella para batirse en duelo con quienes se aparecían por ahí también para tratar de conquistarla.

Beatriz al darse cuenta de las batallas que cada noche acontecían fuera de su casa y de que diariamente había un caballero muerto al abrir la puerta, tomó una terrible decisión para terminar con todos estos sangrientos actos.

Calle la quemada

Un día que su papá no se encontraba en casa, Beatriz tomó un carbón, lo puso al fuego y al estar al rojo vivo decidió quemarse la cara para quedar desfigurada y que  de esta manera nadie se fijara en ella. Los gritos de dolor se escucharon por toda la casa, por lo que los sirvientes acudieron a auxiliarla, y al llegar su papá recibió la alarmante noticia, su cara estaba totalmente desfigurada.

Martín de Seópolli al enterarse de la tragedia, acudió a visitarla, y después de que su padre se negara en muchas ocasiones para que la viera, el noble joven decidió confesar que él amaba a Beatriz por lo buena y noble que era.

Don Gonzalo al escuchar esto, de inmediato aceptó una relación entre él y Beatriz que se encontraba perdidamente enamorada de Martín; pasó poco tiempo para que llegaran al altar.

Cada que Beatriz, “La Quemada” salía a la calle, llevaba cubierto con un velo su rostro desfigurado, en ocasiones la gente se asustaba pero al darse cuenta de quién se trataba el miedo desaparecía.
 

¿Porque se llama la calle La Quemada?

Calle 5ª de Jesús María calle la quemada

Hoy puedes pasear tranquilamente por la Calle 5ª de Jesús María de la que fue la capital de la Nueva España. No obstante, te será más fácil encontrarla si preguntas a los vecinos por la Calle de la Quemada, nombre por el que se la conoce en virtud de lo ocurrido en ella a mediados del siglo XVI. Y es que muchas calles, plazas y callejones siguen rindiendo homenaje, en pleno siglo XXI, a sucesos ocurridos en las mismas, que aún siguen vivos en el imaginario cultural y tradicional de los mexicanos. 
 

La leyenda del conejo en la luna

 
la leyenda del conejo en la luna Mexico

Esta Leyenda es Azteca y habla del Dios Quetzacóatl

Cuenta la leyenda que un día, el dios Quetzalcóatl decidió bajar en forma humana a conocer México. Paseó por todos lados, descubrió lugares increíbles y se maravilló con toda su naturaleza. Después de caminar tanto y durante todo el día, se sintió totalmente agotado, así que se sentó a descansar en el campo hasta que cayó la noche. La Luna y las estrellas brillaban majestuosamente cuando comenzó a sentir hambre y exploró buscando qué comer. Sin embargo, no encontraba nada a su al rededor.

De pronto, se encontró a un conejo que estaba cenando. Fue entonces cuando Quetzalcóatl se acercó a él y le preguntó, “¿Qué estas comiendo?”. El conejo le respondió que comía zacate y humildemente le ofreció un poco. Pero el dios le respondió preocupado que él no podía comer eso y que probablemente moriría de hambre.

Exaltado y horrorizado por la idea de que el dios Quetzalcóatl muriera, el conejo le dijo que aunque fuera pequeño y tal vez no bastara para saciar su hambre, podía comérselo y así seguir su camino.

la serpiente emplumada y el conejo en la luna
 
la serpiente emplumada y el conejo en la luna

Esta leyenda no estanto de terror, es mas como una fabula, pero es una de las mas famosas de este pais respecto a la figura que se marca en la luna, la de un conejo.
 
El dios benevolente se sorprendió por la valentía y humildad del conejo, lo acarició y le dijo: tu serás un conejo pequeño, pero a partir de ahora los hombres te verán por la grandeza de tu corazón. Entonces, Quetzalcóatl lo levantó muy alto hacia el cielo y hasta la luna, en donde quedó estampada la imagen del conejo para todos los tiempos. Por esta razón, cada noche, cuando volteamos hacia el cielo, vemos la viva imagen del conejo en la luna.
 
 
 
Te puede Interesar 👉🏻 La Leyenda del Charro Negro
Te puede Interesar
👉🏻 La leyenda de la llorona escrita
Te puede Interesar
👉🏻 Krampus Leyenda corta
Te puede Interesar
👉🏻 El hombre Lobo Leyenda

Publicar un comentario

0 Comentarios